Unidad de Tratamiento del Dolor

El dolor agudo es un mecanismo de defensa imprescindible para nuestra supervivencia, pero cuando es de tipo crónico altera el estado de ánimo, modifica la esfera mental e incide en el rendimiento laboral, pasa a convertirse, en un problema de difícil solución, en un verdadero reto.
El equipo de profesionales de la Unidad del Dolor aporta una visión multidisciplinar, tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento de los diferentes trastornos que causan dolor, bien sea de tipo agudo y/o crónico.

Cuando el paciente acude a la consulta, se realiza una valoración mediante un riguroso examen físico, se solicitan pruebas complementarias para determinar el origen del dolor y de esta forma elaborar una estrategia individualizada.

El tratamiento a establecer se realiza en una sala intervencionista, en condiciones de máxima asepsia, dotada de medios de imagen y con monitorización de constantes cardiovasculares. En algunos casos, los pacientes se pueden beneficiar de una sedación ligera para que la seguridad y el confort sea máximo.
En la Unidad del Dolor empleamos técnicas mínimamente invasivas, las cuales en la mayoría de los casos se realizan de forma ambulatoria, por lo que el paciente puede retomar su actividad habitual de forma inmediata.

Las terapias pueden ser: farmacológicas, ejercicios, electroterapia, tratamientos invasivos guiados, neuroestimuladores, etc.

Técnicas Invasivas:
Infiltraciones
Bloqueos Nerviosos
Radiofrecuencia
Aplicación de Toxina Botulínica
Implantación de Neuroestimulador
Implante de bombas de infusión espina